¿Contaminación ambiental en autoridades portuarias?

 

Los puertos han sido durante mucho tiempo puertas de entrada al comercio mundial y son fundamentales para las economías de todo el mundo. Son centros de actividad económica, pero también son fuentes importantes de contaminación por parte de los barcos, las emisiones de los vehículos, el polvo y el ruido. Los puertos suelen estar cerca de zonas urbanas muy pobladas, lo que puede suponer la exposición de millones de habitantes a una contaminación de mayor o menor impacto. A medida que las agencias medioambientales de las ciudades tratan de mejorar la calidad del aire, la contaminación atmosférica de los buques y los puertos estimula las medidas de control.

 

¿CÓMO CONTRIBUYEN LOS BARCOS Y LOS PUERTOS A LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA?

 

Los barcos con motores funcionan con fuelóleo pesado. El fuel pesado es mucho más barato que la gasolina utilizada en el transporte terrestre, pero también tiene un alto impacto contaminante. El contenido de SO2 del fuelóleo pesado es 2.700 veces superior al del combustible de carretera. En los países desarrollados, las emisiones de SO2 han ido disminuyendo, de modo que ahora la contaminación por SO2 es poco frecuente en los entornos urbanos. La principal fuente de SO2 que queda es la de los barcos que llegan a los puertos.

 

Además de los buques, en los puertos hay una gran cantidad de maquinaria con motor diésel: carretillas pórtico, tractores de terminal, elevadores de carga. Los motores diésel provocan una elevada emisión de diversos contaminantes. También hacen mucho ruido, otra forma de contaminación, en definitiva. Sumado a las emisiones del transporte marítimo, esto hace que los puertos contribuyan de manera significativa a la contaminación de las grandes ciudades portuarias.

 

Por último, los puertos manipulan grandes cantidades de materiales a granel, por ejemplo, áridos, alimentos, fertilizantes y productos de madera. Estos materiales, en condiciones de sequedad y viento, producen inevitablemente polvo que se desplaza a las áreas colindantes. El polvo puede convertirse en una gran molestia para los habitantes de estas zonas. Además, estos materiales pueden ser a menudo malolientes, lo que molesta aún más a los vecinos.

 

Esta contaminación provoca una serie de impactos ambientales, puede afectar gravemente a la salud de los trabajadores y contribuye de forma significativa a la contaminación atmosférica regional de los barcos y los puertos.

 

¿QUÉ CONTAMINANTES CAUSAN MAYOR IMPACTO?

 

Los principales contaminantes atmosféricos generados por las actividades portuarias son el monóxido de carbono (CO), los compuestos orgánicos volátiles (COV), los óxidos de nitrógeno (NOx), los óxidos de azufre (SOx) y las partículas en suspensión (PM). Los efectos sobre la salud de la exposición prolongada a estos compuestos incluyen enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón y muerte prematura.

 

Un estudio reciente descubrió que las emisiones de los motores diésel, utilizados habitualmente en el sector del transporte de mercancías, son significativamente más perjudiciales para los seres humanos que las de los vehículos de gasolina, y más de 30 estudios epidemiológicos en humanos han descubierto que la exposición a los gases de escape diésel aumenta directamente el riesgo de cáncer. Además de los gases de escape de los motores diésel, también están bien documentados los efectos negativos para la salud de la exposición a las partículas inhalables. Estas diminutas partículas llegan a los pulmones y son lo suficientemente pequeñas como para atravesar los tejidos y entrar en el torrente sanguíneo. A continuación, pueden desencadenar inflamaciones que acaban provocando fallos cardíacos y pulmonares. La Organización Mundial de la Salud estima que la exposición a largo plazo a las PM2.5 se asocia con un aumento del riesgo de mortalidad cardiopulmonar del 6 al 13% por cada 10 µg/m3 de PM2.5.

 

ENTENDER EL PROBLEMA

 

La reducción de la contaminación atmosférica procedente de los buques y los puertos es una de las principales prioridades de muchos gobiernos, pero puede suponer un coste considerable y suele ser un reto político. Por ello, el primer paso consiste en cuantificar el problema y comprender plenamente el tipo y las fuentes de contaminación. Para ello hay que poner en marcha un programa de control de la calidad del aire.

 

El control de la calidad del aire en tiempo real en las zonas que rodean directamente las operaciones portuarias es la forma más eficaz de estudiar el impacto de las emisiones relacionadas con los puertos. Una red de estaciones de control de la calidad del aire, que proporciona datos continuos en tiempo real, puede ser útil para determinar los días en que se registran niveles elevados de contaminación generada por el puerto. Los datos de contaminación también pueden combinarse con los parámetros meteorológicos para ayudar a identificar las zonas más afectadas por las operaciones portuarias y explicar por qué algunos lugares de control experimentan días de mejor o peor calidad del aire. Esto permite a las autoridades portuarias seguir las tendencias históricas de la contaminación atmosférica, cuantificar los efectos de las emisiones relacionadas con el puerto y proporcionar un punto de referencia para medir la eficacia de las medidas de reducción de la contaminación. También permite a las autoridades gubernamentales comparar la calidad del aire local con las normas estatales o nacionales de aire limpio.

 

¿IMPLEMENTAR SU PROPIO PROGRAMA DE CONTROL DE LA CALIDAD DEL AIRE EN LOS PUERTOS?

 

Las autoridades locales y/o los organismos nacionales de protección del medio ambiente suelen prescribir directrices específicas de control. Dicho esto, los siguientes criterios pueden servir de orientación inicial para quienes deseen establecer una red de calidad del aire en un puerto.

 

Una red de muestreo ideal bordeará las fuentes de emisiones portuarias por los cuatro costados. Las redes de esta estructura ofrecen la posibilidad de que al menos una estación de control de la calidad del aire se vea afectada principalmente por las emisiones portuarias, independientemente de la dirección del viento. Este diseño también ofrece la posibilidad de realizar análisis a favor del viento y en contra del viento, por ejemplo, durante los periodos de vientos en tierra y en mar.

 

Los nodos de monitorización deben estar protegidos de los factores naturales y humanos para garantizar la seguridad de los captadores y minimizar la posibilidad de vandalismo. La facilidad de acceso también es esencial para garantizar que el mantenimiento rutinario pueda llevarse a cabo fácilmente. Además, la elección de ubicaciones equipadas con una fuente de alimentación de red elimina la necesidad de baterías o paneles solares, reduce la posibilidad de cortes de energía y ayuda a mantener la continuidad de los datos. Esto es esencial para los programas de control del cumplimiento de la normativa que requieren tasas de captura de datos por encima de un determinado porcentaje.

 

La coherencia es fundamental para el éxito general de los programas de control y para lograr una captura de datos de alta calidad. Los mejores lugares de muestreo proporcionarán una exposición adecuada y sin obstáculos a las fuentes de emisiones del puerto y al entorno circundante. Las tomas de muestras de aire deben estar situadas a alturas sobre el suelo que sean consistentes entre los lugares de muestreo y libres de los efectos de los microclimas creados por el cizallamiento del viento de las estructuras circundantes.

 

La ubicación de los captadores dentro de las comunidades vecinas a las actividades portuarias permitirá la comparación con las normas nacionales de calidad del aire ambiente.

 

¿QUIÉN CONTROLA LA CONTAMINACIÓN DEL TRANSPORTE MARÍTIMO?

 

Los siguientes estudios ofrecen ejemplos reales de cómo los gestores medioambientales están utilizando instrumentos de control de la calidad del aire para controlar la contaminación del transporte marítimo.

 

Puerto de Townsville (Australia)

 

Situado al norte de Brisbane, en la costa este de Queensland, el Puerto de Townsville gestiona una terminal de almacenamiento y manipulación de productos a granel que es una puerta de entrada para el comercio y la inversión en la región. El puerto cuenta con dos dispositivos captadores de partículas en suspensión PM10. Estos dispositivos de monitorización se suben a la parte superior de los grandes buques para proporcionar mediciones de PM10 en tiempo real durante las operaciones de carga y descarga. Ambas unidades funcionan con baterías y están configuradas para proporcionar alertas por SMS, de modo que la Autoridad Portuaria pueda tomar medidas inmediatas si se superan los límites de calidad del aire preestablecidos.

 

 

Ridley Coal Terminals (Canadá)

 

Ridley Coal gestiona una gran terminal de manipulación a granel en la costa oeste de Canadá, que es un eslabón vital en la cadena de suministro de energía entre Norteamérica y Asia. La terminal está situada en un entorno prístino de la costa del Pacífico, cerca de la comunidad local. Ridley opera varios dispositivos captadores de PM10 y CO, configurados para emitir alertas en tiempo real que permiten a la autoridad portuaria de Ridley poner en marcha protocolos de control en caso de niveles elevados de polvo o CO.

 

 

Puerto de Ganagavaram (Vizag, India)

 

La red de vigilancia del puerto de Ganagavaram recoge datos sobre la calidad del aire en tiempo real para proporcionar información oportuna y precisa sobre la calidad del aire en la zona del puerto. La red consta de tres captadores de polvo en suspensión que se utilizan para medir los niveles de material particulado (TSP, PM10, PM2,5 y PM1). Los datos recogidos por la red de control de la calidad del aire se utilizan para controlar los niveles de polvo de carbón generados por la carga y descarga en Ganagavaram. El carbón se descarga inicialmente en grandes pilas en los muelles antes de ser cargado en vagones de ferrocarril o camiones para ser distribuido por todo el país. El carbón también se utiliza para la vecina planta siderúrgica de Vizag.

 

 

¿CÓMO ESTÁN ABORDANDO ALGUNOS PUERTOS LA MALA CALIDAD DEL AIRE?

 

Una vez cuantificado el problema de la contaminación atmosférica procedente de los buques y los puertos mediante un programa eficaz de control de la calidad del aire, se pueden tomar medidas para reducir las emisiones. Las emisiones del transporte marítimo contribuyen en gran medida a la contaminación portuaria general, y a continuación se exponen algunas formas de abordar la contaminación del transporte marítimo.

 

Combustibles bajos en azufre

 

El cambio a combustibles bajos en azufre es una de las medidas más sencillas para reducir la contaminación de los buques.  El contenido de azufre del fuel pesado (hasta 35.000 ppm) es casi 35 veces superior al de las alternativas de bajo azufre, como el gasóleo marino (MGO), que sólo contiene hasta 1.000 ppm. Además, el uso de combustibles con bajo contenido de azufre también reduce otras emisiones contaminantes.

 

Depuradores

 

El uso de depuradores puede reducir las emisiones de SO2 en un 99% y reducir considerablemente las niveles de otras partículas contaminantes. La ventaja de los depuradores es la posibilidad de que las compañías navieras sigan utilizando un combustible más barato en lugar del caro combustible con bajo contenido de azufre. Sin embargo, el proceso de depuración sólo transfiere la sustancia no deseada de los gases de escape a una forma líquida o sólida. Este material sigue necesitando ser eliminado y a menudo hay preocupaciones en torno a los métodos de eliminación.

 

Modificaciones del motor

 

Las modificaciones del motor interno tienen como objetivo reducir la producción de NOx durante el proceso de combustión. Técnicas como la inyección de agua y la reticulación de los gases de escape pueden reducir las emisiones de NOx hasta en un 50%.

 

Motor de aire húmedo (HAM)

 

La tecnología HAM es capaz de reducir la formación de NOx hasta en un 80%. En los sistemas HAM se añade vapor de agua al aire de combustión para reducir los picos de temperatura en la cámara de combustión, que normalmente son la razón principal de la formación de NOx.

 

Reducción catalítica selectiva (SCR)

 

La SCR es un sistema de gestión activa de las emisiones que se utiliza para tratar los gases de escape después de su formación, pero antes de su vertido a la atmósfera. La reducción catalítica utiliza una reacción química para convertir los NOx en nitrógeno, agua y pequeñas cantidades de dióxido de carbono (CO2). La tecnología SCR puede reducir las emisiones de NOx hasta en un 90%.

 

Electricidad en tierra

 

La electricidad en tierra permite que los buques apaguen sus motores y se conecten a una red eléctrica mientras están atracados y ha ido creciendo en popularidad como una solución fiable para reducir las emisiones del transporte marítimo. Sin embargo, su adopción también se ha visto obstaculizada por la desconfianza generalizada del sector ante los elevados costes de inversión iniciales y la falta de igualdad de condiciones en la normativa internacional.

 

Esta lista no es en absoluto exhaustiva, sino que ofrece una indicación de la gama de tecnologías disponibles para reducir la contaminación de los buques. No obstante, independientemente de las medidas de control que se utilicen, el primer paso para reducir la contaminación atmosférica de los buques y las zonas portuarias es cuantificarla.

 

¿CÓMO PUEDE AYUDAR QARTECH INNOVATIONS?

 

Nuestra especialidad es ayudar a la industria y la administración pública a obtener mejor información sobre la calidad del aire. Nuestros sistemas compactos de monitorización de la calidad del aire ofrecen el equilibrio óptimo entre precisión y costo. Su diseño hace posible monitorizar simultáneamente los niveles de los principales contaminantes atmosféricos procedentes de buques y actividades portuarias. Con un rendimiento «de referencia», nuestros productos pueden utilizarse para medir los contaminantes y compararlos a los niveles exigidos por la mayoría de las normas internacionales de calidad del aire en exteriores.

 

Póngase en contacto con nosotros para hablar de su proyecto y encontrar una solución adaptada a sus necesidades específicas de control.

 

NOTA: este artículo está basado en el original ubicado en https://bit.ly/3vB5AfA